El regreso de Aznar

[foto de la noticia]

DAVID GISTAU

Los informativos de A3 tienen un corredor de entrada lleno de espejos y luces agresivas que confiere una impresin sideral. Como Aznar conserva una ptina de autoridad, y a su alrededor se arremolina mucha gente, parece el comandante de la nave entrando en el puente de mando para repeler un ataque, no de Darth Vader, pero s del grupo Prisa. Aunque veteranos como Matas Prats no se inmuten, hay cierta tensin antes de la entrevista, una expectativa de algo. Mnica Carrillo revolotea tirando fotos, las entrevistadoras se niegan a ser besadas para no arruinar el maquillaje.

Adems de un dolor espaol de profundidades casi noventayochistas, Aznar trae una ira personal que lo atenaza hasta en el lenguaje corporal, que no se relajar hasta que las primeras preguntas lo permitan aliviarse. Hace un alegato tajante en defensa de su honorabilidad, anuncia que hasta por vivir en Moncloa tribut a Hacienda. Al referirse Gloria Lomana a la noticia de que Correa pag la iluminacin de la boda de su hija, Aznar descarga una de las andanadas ms contundentes que uno recuerda de un estadista contra un medio de comunicacin. Las cuentas pendientes vienen de antao, puesto que Aznar evoca "una animadversin, un odio" que se remonta a antes de que ganara sus primeras elecciones generales, y por los que el grupo Prisa intent incluso, dice, impedirle gobernar. Luego, al tiempo que banaliza el pago de Correa por tratarse del regalo de boda de alguien que no estaba imputado en nada, sigue largando golpes contra Prisa, un grupo "casi en bancarrota", que da lecciones morales a pesar de haber vendido Cuatro a un hombre, Berlusconi, que s estaba procesado. Remata diciendo que slo espera que a Prisa le quede dinero para pagar las querellas con las que va a responder a lo que considera una persecucin personal.

El resto abarca la poltica general. Y, aunque las menciones a la crisis de la Corona sean de alio, generalidades polticamente correctas, la valoracin de la gestin del Gobierno hace a Rajoy una avera tal, que desde hoy habr que considerar a Aznar el jefe de la oposicin. De hecho, prcticamente entr en campaa, cuando hizo el diagnstico de una clase media ahogada por el yugo fiscal y a la que el Gobierno no habra sabido estimular con la creacin de una idea de misin colectiva comparable a la que vertebr la Transicin. Cuando, a diferencia de ahora, todo pareca nacer, en lugar de extinguirse. Aznar no slo record que l cre cinco millones de puestos de trabajo, sino que quiso dar un empelln a Montoro al sealar la paradoja de que algunos polticos que estuvieron con l ahora, habiendo invertido sus principios para permanecer en la bancada azul, reniegan del aznarismo econmico.

La frase final dej abierta una incertidumbre, la del regreso a lo Cincinato, si es que la ciudad necesita ser salvada, que agitar a partir de ahora el escenario poltico y se abatir como una presin aadida sobre Rajoy.

Abnese a El Mundo en Orbyt

Descubra Orbyt

ORBYT, el primer quiosco digital multisoporte:

  • ORBYT, es una nueva forma de leer el peridico, un autntico quiosco digital al alcance de su mano donde se pueden encontrar todos los contenidos de EL MUNDO, MARCA, EXPANSIN, TELVA... con todos sus suplementos, revistas y ediciones.
  • Nuestras aplicaciones para iPad, iPhone, BlackBerry y dispositivos Android son innovadoras y cmodas que le permitirn la lectura de cualquier edicin.
  • Con Orbyt disfrutar de la mejor informacin donde y cuando usted quiera.
  • Bienvenido a Orbyt, bienvenido al primer quiosco digital multisoporte.

Aplicaciones para Otros dispositivos

iPhone

Disfrute en Orbyt desde tu iPhone!.
Descargue la aplicacin gratis.

iPad

Entre en Orbyt desde si iPad en cualquier momento y en cualquier lugar.
Aplicacin gratuta en Apple Store.

Blackberry

Orbyt ahora tambin le mantiene informado desde su Blackberry
Aplicacin gratuta en App Word.