Irresponsables

[foto de la noticia]

ENRIC GONZLEZ

LA IDEA de que las personas son responsables de sus actos es muy anterior al concepto de libertad individual. De hecho, es uno de los fundamentos de las religiones monotestas y de la cultura clsica. Dostoievski, el autor de Crimen y castigo, ligaba la responsabilidad al raciocinio: «Si podemos formularnos la pregunta soy o no soy responsable de mis actos?, significa que s lo somos».

Hoy se acepta que no puede existir libertad sin responsabilidad, y viceversa: el esclavo y el forzado son moralmente irresponsables. Cabra deducir, por un silogismo simple, que en Espaa falta libertad. Somos probablemente muy esclavos de algo (de Alemania, de la herencia recibida, de la mala voluntad ajena, de las circunstancias) porque aqu nadie se declara responsable de nada.

Los consejeros de las cajas de ahorros quebradas aseguran que no saban nada ni tenan por qu saber; ellos estaban all slo para cobrar. Los directivos de los bancos rescatados carecen de culpa: qu podan hacer ellos? Los gobiernos, el anterior y el actual, se presentan como vctimas: de la crisis internacional, el de Zapatero, y de la realidad, el de Rajoy. Los grandes partidos, que durante aos se han financiado ilegalmente y en los que abundan los repartos de comisiones clandestinas, son vctimas de sus necesidades, de la competencia desleal (lo nuestro es leve comparado con lo de nuestros rivales) o de algn seor que se ocupaba de la tesorera y al que nadie lleg realmente a conocer. A veces incluso hay quien considera «ruin» (el ministro Montoro, ayer) que se le pregunte por las tropelas del partido.

La responsabilidad nunca es de nadie. Hasta en instituciones que cuentan entre sus obligaciones fundamentales la exigencia pblica de responsabilidades, como la prensa, se tiende a escabullir el bulto. Un gran diario espaol public ayer en portada una foto que no deba haber publicado y que, encima, result falsa. Son cosas que ocurren en las mejores familias y no hay que ensaarse. Su director anunci la retirada de la edicin y la cabecera del peridico pidi disculpas a sus lectores. Vale. Pero ni el director ni nadie compareci de inmediato para decir: «La culpa es ma, lo asumo, lo siento».

Uno acaba sintiendo cierta admiracin por la trinidad Carlos Mulas-Irene Zoe Alameda-Amy Martin (ya no s quin es real y quin es pseudnimo): al menos en esa chapuza alguien dice «he sido yo», aunque acompae la frase con una farsa estrambtica y la trinidad al completo quede fatal.

Este texto, posiblemente tonto y probablemente intil, lo he escrito yo, el que firma. La culpa es ma. Fcil, no?

Abnese a El Mundo en Orbyt

Descubra Orbyt

ORBYT, el primer quiosco digital multisoporte:

  • ORBYT, es una nueva forma de leer el peridico, un autntico quiosco digital al alcance de su mano donde se pueden encontrar todos los contenidos de EL MUNDO, MARCA, EXPANSIN, TELVA... con todos sus suplementos, revistas y ediciones.
  • Nuestras aplicaciones para iPad, iPhone, BlackBerry y dispositivos Android son innovadoras y cmodas que le permitirn la lectura de cualquier edicin.
  • Con Orbyt disfrutar de la mejor informacin donde y cuando usted quiera.
  • Bienvenido a Orbyt, bienvenido al primer quiosco digital multisoporte.

Aplicaciones para Otros dispositivos

iPhone

Disfrute en Orbyt desde tu iPhone!.
Descargue la aplicacin gratis.

iPad

Entre en Orbyt desde si iPad en cualquier momento y en cualquier lugar.
Aplicacin gratuta en Apple Store.

Blackberry

Orbyt ahora tambin le mantiene informado desde su Blackberry
Aplicacin gratuta en App Word.