Los muertos de vuelta

[foto de la noticia]

MANUEL JABOIS

Parece ser que el Gobierno ha identificado 150.000 tarjetas sanitarias en activo que pertenecen a personas fallecidas. Ya estaban tardando en aparecer los muertos. Se haban devuelto a casa a los ancianos, obligados a dejar la residencia y reencontrarse con la familia, y se empezaban a retrasar los otros, que de tanto jugar con ellos no vamos a saber si son los sirvientes o Nicole Kidman con la prole. As la familia de un pueblo de Pontevedra que hace aos escondi a su muerto en casa una semana para cobrar la pensin y resisti a la idea de tenerlo all otro mes porque la viuda empez a sentir «presencias». O los embajadores argentinos de Fraga, que le mandaban votos de fallecidos en las autonmicas. «Carallo, cunto muerto de derechas, qu pasar all», deca un interventor.

Esas tarjetas sanitarias de fallecidos son la respuesta de la picaresca al copago, pero no es nueva, pues de los cadveres se aprovecha todo: lo mismo se donan los rganos como los subsidios. Cuando Jess invent la resurreccin no saba el jaque en el que pona al Estado. Aqu cuando hay hambre los primeros que se movilizan son los muertos, y hay enterrada gente como para colapsar la Seguridad Social, porque si alguna industria sigue engrasada y a pleno rendimiento es la del fraude. Algunos por necesidad y otros por vicio, como Josep Tous, de la versin catalana del caso Campen al que su mujer le rea tanto al telfono porque el partido no le daba un cargo que al final lo colocaron de «coordinador general» de la Diputacin; lo debi hacer bien, porque en las conversaciones grabadas le llaman «la lagartija». Acabar con un cuadro en los pasillos, como Fabra.

En este proceso de empobrecimiento casi histrico al que se nos est sometiendo a los espaoles empieza a resultar costoso, literalmente, enterrar a los muertos; se retrasa la edad de jubilacin pero nadie dice cundo acaba. Clam el cura de Viascn al ver la luz del tnel mientras mora: «Todo es mentira!», y ayer en As Neves salieron varios atades en procesin con vivos dentro pidindole a la Virgen que les curen los males. «Les hablamos para que no se aburran», deca uno que llevaba a hombros la caja. S, no vaya a ser que se duerman, que as se las ponan a Fernando VII.

Abnese a El Mundo en Orbyt

Descubra Orbyt

ORBYT, el primer quiosco digital multisoporte:

  • ORBYT, es una nueva forma de leer el peridico, un autntico quiosco digital al alcance de su mano donde se pueden encontrar todos los contenidos de EL MUNDO, MARCA, EXPANSIN, TELVA... con todos sus suplementos, revistas y ediciones.
  • Nuestras aplicaciones para iPad, iPhone, BlackBerry y dispositivos Android son innovadoras y cmodas que le permitirn la lectura de cualquier edicin.
  • Con Orbyt disfrutar de la mejor informacin donde y cuando usted quiera.
  • Bienvenido a Orbyt, bienvenido al primer quiosco digital multisoporte.

Aplicaciones para Otros dispositivos

iPhone

Disfrute en Orbyt desde tu iPhone!.
Descargue la aplicacin gratis.

iPad

Entre en Orbyt desde si iPad en cualquier momento y en cualquier lugar.
Aplicacin gratuta en Apple Store.

Blackberry

Orbyt ahora tambin le mantiene informado desde su Blackberry
Aplicacin gratuta en App Word.