Aristócratas del paro

[foto de la noticia]

JOHN MÜLLER

Si uno rastrea en internet encontrará blogs publicados hace más de un año donde ya se hablaba del plan de despidos que Telefónica anunció ayer. Y es que su último ERE (2003-2008) afectó a 13.900 trabajadores -un tercio de la plantilla española- con más de 52 años, que se fueron a casa cobrando dos años de desempleo (con importantes ayudas fiscales) y el 70% de su sueldo hasta que cumplieran 61 años, edad en la que pasaron a cobrar prejubilaciones.

Estas fantásticas condiciones han convertido a los empleados de la empresa que preside César Alierta en la aristocracia del proletariado español. Un blog dice que el ambiente en febrero de 2010 era «¡queremos un ERE ya!», cuestión inexplicable para cualquier persona con una mínima ética del trabajo e insultante para los millones de desempleados que hay en el país. Pero es ese ethos empresarial el que está detrás de la derrota de CCOO (más inflexible ante la posibilidad de un ERE) y de la victoria de UGT (más dispuesta al pasteleo) en las recientes elecciones sindicales.

El resultado es que ayer faltó poco para que corriera el cava en las oficinas sindicales tras el anuncio. UGT hizo un comunicado para guardar las apariencias pidiendo que Telefónica justifique, explique y argumente el plan. Los sindicatos, además, han exigido que la empresa asuma cualquier coste adicional que se produzca por las reformas legales que afecten al mercado del trabajo y a las pensiones.

Telefónica afirma que la operación no le costará nada al contribuyente, excepto por los dos años de paro que cobrarán si el Ministerio de Trabajo autoriza el ERE y por las exenciones fiscales que pueden estar en juego. Este Gobierno no le ha negado un ERE a Telefónica por muy farruco que se pusiera el ministro. Así le sucedió a Celestino Corbacho en 2008 con Telefónica Móviles donde se mandó a casa a trabajadores con 48 años.

Además del empobrecimiento ético que suponen estos despidos, son una pésima noticia para la economía. El problema ya no es que «la marca España» esté lastrando a nuestras multinacionales, sino que, en el tercer o cuarto año de la crisis, ni siquiera las grandes compañías pueden sobrevivir sin trasladar a sus plantillas locales el coste del ajuste.

Telefónica gana dinero porque el 70% de la compañía está fuera de España. El 30% que está aquí, en cambio, renquea, pierde cuota de mercado, lucha a muerte por defender los márgenes y ve reducirse los ingresos. «El año pasado perdimos casi la facturación de un Corte Inglés», decía una fuente de la empresa. Se perdieron, por ejemplo, dos millones de contratos de líneas fijas, el área donde el ajuste de personal será más fuerte.

¿Será este el inicio de un proceso de traslado del ajuste a sus plantillas españolas por parte de nuestras multinacionales? Ayer un diario digital anunció que BBVA planea 350 prejubilaciones. Y PC City confirmó que dejará en la calle a 1.224 trabajadores porque ya no vende. Puedo aventurar que éstos últimos se irán al paro con muchos menos privilegios que los de Telefónica.

john.muller@elmundo.es

Abónese a El Mundo en Orbyt

Descubra Orbyt

ORBYT, el primer quiosco digital multisoporte:

  • ORBYT, es una nueva forma de leer el periódico, un auténtico quiosco digital al alcance de su mano donde se pueden encontrar todos los contenidos de EL MUNDO, MARCA, EXPANSIÓN, TELVA... con todos sus suplementos, revistas y ediciones.
  • Nuestras aplicaciones para iPad, iPhone, BlackBerry y dispositivos Android son innovadoras y cómodas que le permitirán la lectura de cualquier edición.
  • Con Orbyt disfrutará de la mejor información donde y cuando usted quiera.
  • Bienvenido a Orbyt, bienvenido al primer quiosco digital multisoporte.

Aplicaciones para Otros dispositivos

iPhone

¡Disfrute en Orbyt desde tu iPhone!.
Descargue la aplicación gratis.

iPad

Entre en Orbyt desde si iPad en cualquier momento y en cualquier lugar.
Aplicación gratuíta en Apple Store.

Blackberry

Orbyt ahora también le mantiene informado desde su Blackberry
Aplicación gratuíta en App Word.